¡Enviamos a todo México!
Carrito 0

Tipos de cabezales

Las impresoras de escritorio que usan tinta se les conoce como impresoras “Inkjet” que podemos traducir como “inyección de tinta” o “chorro de tinta”. Estas impresoras funcionan soltando o inyectando gotas de tinta microscópicas en el papel por medio de un cabezal de impresión. Para lograr esto actualmente existen dos principales tecnologías de impresión Inkjet:

Tecnología Bubble Jet (inyección térmica)

Las impresoras Bubble Jet o de inyección térmica tienen “cabezales térmicos” y funcionan aplicando calor a un elemento que contiene la tinta en su interior, esto se consigue pasando pulsos de corriente eléctrica a través de una resistencia. Al calentarse la tinta se genera una burbuja que expulsa una micro gota de tinta hacia el papel, todo este proceso dura aproximadamente un milisegundo y se puede repetir miles de veces para obtener impresiones de alta definición. Bubble Jet es un sistema de impresión creado por Canon en los años 70´s, actualmente esta tecnología es muy usada en impresoras Canon, HP, Lexmark y Dell entre otras. Los cabezales térmicos vienen integrados en el mismo cartucho de tinta, esto eleva el costo de los cartuchos pero reduce el costo de la impresora, ya que la impresora no tiene cabezales. Los cabezales térmicos suelen tener una vida útil más corta que los cabezales piezoeléctricos.

Tecnología Piezoeléctrica

La tecnología piezoeléctrica fue creada por Epson como una alternativa a la tecnología Bubble Jet. La tecnología piezoeléctrica consiste en utilizar cristales piezoeléctricos (que carecen de simetría) que tienen una característica muy singular: si se aplica una fuerza física en ellos, pueden generar una carga eléctrica y también funciona al revés; si se aplica una carga eléctrica, el cristal se moverá y por lo tanto estaremos generando una fuerza mecánica. A los cabezales de estas impresoras se les denomina cabezales piezoeléctricos que dentro tienen un pequeño depósito de tinta y un cristal piezoeléctrico obstruyendo la tinta al que se le aplican cargas eléctricas para que se mueva y deje escapar pequeñas micro gotas de tinta al papel, todo esto sucede en solo milésimas de segundos. Los cabezales piezoeléctricos tienen la ventaja de poder usar tintas que secan muy rápido y que tienen pigmentos que se dañarían con la temperatura en un cabezal térmico. Los cabezales piezoeléctricos ya vienen integrados en la impresora, entonces solo se necesitan estar reemplazando los puros cartuchos y no los cabezales, estos cabezales tienen una vida útil muy larga y soportan mejor el uso rudo y prolongado que los cabezales térmicos. Los cabezales piezoeléctricos los podemos encontrar en impresoras Epson, Brother y Kodak entre otras.

Los cabezales térmicos deben utilizar tinta especial para cabezales térmicos, y los cabezales piezoeléctricos deben utilizar tinta especial para ellos. Cuando compres la tinta para tu impresora, ya sea tinta dye o tinta pigmentada, asegúrate de que esté formulada específicamente para la marca y el modelo exacto de tu impresora, de acuerdo al tipo de cabezal que utiliza. Al existir diferentes tecnologías de impresión es indispensable que exista una tinta adecuada para cada caso.



Publicación más antigua Publicación más reciente